La tesi

Sempre que em pregunten per què no continuo amb el doctorat i faig la tesi responc el mateix: prefereixo donar-me temps i quan cregui que he après coses que val la pena explicar, fer-ho.

Cuando la sociedad es rica, la gente no tiene que trabajar con las manos y se dedica a la actividad intelectual. Hay cada vez más universidades y cada vez más estudiantes. Los estudiantes, para poder terminar sus carreras tienen que inventar temas para sus tesinas. Hay una cantidad infinita de temas, porque sobre cualquier cosa se puede hacer un estudio. Los folios de papel escrito se amontonan en los archivos, que son más tristes que un cementerio, porque en ellos no entra nadie ni siquiera el día de difuntos. La cultura sucumbe bajo el volumen de la producción, la avalancha de letras, la locura de la cantidad. Por ese motivo te digo que un libro prohibido en tu país significa infinitamente más que los millones de palabras que vomitan nuestras universidades.

Milan Kundera. La insoportable levedad del ser

2 thoughts on “La tesi

  1. “La insoportable levedad del ser” es mi libro favorito. Esa clase de libros que tienen las esquinas de las páginas dobladas y párrafos enteros subrayados. En diferentes épocas de mi vida he sido Sabina o Tomás o Teresa. A veces incluso he sido Sabina y Tomás y Teresa. Como ahora.
    Me alegro de encontrar a alguien que lo cite, y me alegra tu blog.
    Gracias.

  2. La tesi? Sí… de fet tot és parafernàlia… jo estic temptada d’inventar-me les dades i enllestir-ho tot… i no passaria res, però sóc massa bona minyona per fer això… i perdria punts… i faré un treball inútil invertint el meu temps d’una amnera inútil.. i m¡’aturaré… i llegiré Kundera… i decidiré si val la pena seguir o no…

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *

Aquest lloc utilitza Akismet per reduir el correu brossa. Aprendre com la informació del vostre comentari és processada